Se encuentra usted aquí

¿Qué es construir una ciudad más justa, democrática y sostenible en tiempos de COVID-19?

¿Qué es construir una ciudad más justa, democrática y sostenible en tiempos de COVID-19?

Comunicación de los Grupos Temáticos de Trabajo de la Red Ciudadana Nuestra Córdoba

La Red Ciudadana Nuestra Córdoba hace 10 años asumió el compromiso colectivo de contribuir, desde la sociedad civil, a la construcción de una ciudad más justa, democrática y sostenible, generando acciones orientadas a producir información y conocimiento que visibilizara problemas que constituyen obstáculos estructurales para la transformación social, generando espacios de deliberación interactoral, monitoreando y desarrollando propuestas de políticas públicas, construyendo redes y capital social que permitieran aunar esfuerzos y construir confianza en el poder de lo colectivo y en el poder de la reconstrucción de lo público. Entendíamos entonces y entendemos ahora más que nunca que concretar el Derecho a la Ciudad es hacer efectivos todos los derechos, no sólo a acceder a la ciudad como bien público, sino el derecho a transformarnos colectivamente, a participar activamente del proyecto de ciudad que queremos y que ese proceso sea inclusivo para aquellos y aquellas especialmente excluidos.

Siempre sostuvimos que ese desafío consistía en un proyecto consciente y deliberado de transformar las instituciones, prácticas y políticas estatales, pero también transformar la cultura y prácticas de la sociedad civil. Que para ello necesitamos desarrollar mecanismos de interacción ciudadana y de la ciudadanía con el Estado. Por esta razón en 2017 desarrollamos junto al Instituto Federal de Gobierno de la UCC la plataforma Reporta Ciudad, que sirviera de soporte para la construcción colectiva de información en los territorios, la planificación participativa y el monitoreo ciudadano. Pusimos entonces y también ahora esta herramienta a disposición del municipio.  

En este tiempo hemos trabajado para construir y sostener una agenda pública en consonancia con estos propósitos. Entendemos que la participación activa junto al gobierno local en la definición de los Planes de Metas de Gobierno es una oportunidad para concretar estas visiones y contribuir en conjunto, y de manera pública, al logro de las transformaciones que necesitamos en la ciudad, que no son pocas. Por eso el año pasado en el marco de la campaña a electoral para la intendencia propusimos a candidatos y candidatas pensar las propuestas electorales en diálogo con las Propuestas Ciudadanas.

Hoy la pandemia nos encuentra justamente en ese proceso en el marco de la iniciativa Seamos Partícipes de la cual participan, además de las organizaciones integrantes de la Red, muchísimas otras organizaciones académicas, sociales y empresariales de Córdoba, pensando juntos y juntas los desafíos de la ciudad para los próximos 4 años. En el segundo encuentro presencial de Seamos Partícipes, el 12 de marzo, logramos consensuar una agenda de problemas prioritarios.

Pocos días después, la coyuntura de la emergencia sanitaria, nos encuentra repensando nuevas formas de interacción, de encuentro social y de interlocución con los y las representantes políticos. Pero somos conscientes también que el contexto exigirá repensar los desafíos históricos de la ciudad, en el marco de lo que la crisis deja al desnudo: los problemas estructurales se mantienen pero, a la vez, pone en evidencia que éstos afectan especialmente a aquellos históricamente menos favorecidos; visibiliza el irremplazable papel de los sistemas y políticas estatales; exige una reinterpretación de las prioridades y, sobre todo, la ineludible necesidad de cambiar muchas cosas. 

Más que nunca una ciudad más justa, democrática, sostenible e inclusiva es imprescindible. La crisis redefine las prioridades inmediatas pero exige, más que adaptación a la coyuntura, lo imperioso de no abandonar un proyecto de transformación radical. Que los aprendizajes de éste tiempo sobre la importancia de la empatía, la solidaridad, las redes, el valor de la innovación creativa, de la descentralización del poder son recursos fundamentales de resiliencia. Cobran hoy un sentido mucho más claro el valor de la salud comunitaria, de la economía social y popular, la producción y servicios de cercanía, el desarrollo urbano sostenible, la movilidad urbana sostenible, el acceso al hábitat y la vivienda, el espacio público como base material e identitaria de lo común, la seguridad como inclusión y el conocimiento puesto al servicio de las necesidades y desafíos sociales. 

 

En una época de aislamiento social, que no comenzó con la pandemia, fortalecer lo público y el trabajo colectivo en red, es una tarea prioritaria

La construcción de la ciudad como bien público es la única salida. #NadieSeSalvaSolo y este desafío nos interpela y desafía a todos y todas: #SeamosPartícipes.

Añadir nuevo comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
8 + 5 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.