Se encuentra usted aquí

Transporte y movilidad urbana. Presentación en la audiencia sobre el Informe del Plan de metas

En el Plan de metas la gestión se propone crear un “marco de movilidad sustentable, tomando la movilidad como un Subsistema del Sistema Urbano integrado por Transporte y Tránsito…”. Sin dudas, es un valioso concepto, pero cuya aplicación no se observa en la enumeración de las metas compartimentadas que se presentan en el Informe del Plan de metas.

La relación del transporte con la forma urbana (extensión, densidad, modo de ocupación) es un axioma que los urbanistas y planificadores de transporte la  cuentan como el insumo más importante para planificar la movilidad de un área y no se observa que se mantenga esta inter relación.

Si observamos la realidad hoy, encontramos que la Municipalidad está autorizando loteos de baja densidad de ocupación que amplían la mancha urbana y comprometen la posibilidad de brindar servicios esenciales o un incremento de los costos para su prestación, como son los casos del transporte público y la recolección de residuos. Como ejemplo vale mencionar los convenios urbanísticos de Los Ombúes, de unas 650 hectáreas y lotes de pequeña superficie, ubicado en la zona sur-oeste de la ciudad, o el Nuevo Manantiales de 330 hectáreas, con capacidad para 60 mil residentes, publicitado como “una ciudad del tamaño de Alta Gracia”. 
Sin dudas, ello producirá una importante ocupación de baja densidad en los próximos años en esa zona de la ciudad. Como contrapartida, pero como parte de un mismo problema, se sigue aprobando la construcción de edificios en altura en Nueva Córdoba, donde la red cloacal está colapsada y a diario las cañerías obsoletas sufren roturas, con el consecuente desborde en las calles, situación que se repite en los barrios General Paz, Alta Córdoba y Alberdi, donde la creciente autorización de nuevos edificios en altura se adelanta al mejoramiento de las redes que definirían una oferta posible.

En materia específica de transporte, se menciona como meta cumplida la aprobación del Marco Regulatorio de Transporte, sancionado en 2012 por ordenanza, aunque éste, al igual que los pliegos para la licitación del TUP, debían ser un subproducto del Plan Integral Estratégico de Movilidad de la Ciudad (PIEM), financiado por la Corporación Andina de Fomento CAF, sobre el que aún se desconoce su contenido. 

Con el inicio de las nuevas concesiones del TUP en este ejercicio, se informa que se ha producido un incremento del 5% en la cantidad de boletos vendidos, una ampliación de la flota en un 8% y una mayor cantidad de km recorridos del 6%, datos importantes como aumento de pasajeros transportados por el TUP, situación que debe estar encuadrada dentro del Plan Integral Estratégico de Movilidad cuyas propuestas no se han dado a conocer, lo que atenta contra la transparencia institucional que se desea implementar.

Por su parte, el Marco Regulatorio tiene cláusulas importantes como la relación con los choferes del transporte urbano de pasajeros y la declaración como servicio público al transporte, con la limitación para hacer paros totales, propuestas de las que no se evidencia su cumplimiento.

Otro tema a destacar es el número de coches con acceso para personas con movilidad reducida, el informe del Ejecutivo menciona: “Se ha incrementado en más de cinco veces la disponibilidad de vehículos con sistemas de acceso para discapacitados en relación al sistema anterior”. No hace mención explícita a la cantidad de unidades y el porcentaje que representa dentro del sistema. Esto está en flagrante incumplimiento de la Ordenanza 12076 del Marco Regulatorio de Transporte, que obliga a las empresas prestatarias a asegurar el 70% de éstos vehículos en cada línea, con unidades especialmente adaptadas al inicio del contrato y 30% restante en el término de 24 meses de promulgada la citada norma, plazo por cierto ya vencido.

Una propuesta posible para estos vehículos especiales podría ser definir recorridos y horarios para que quienes necesitan el servicio sepan cuando pasa, esto es simple de implementar, aún cuando sean pocos estos vehículos y los horarios en que circulan. 
El informe menciona como avance en el servicio público de pasajeros, la construcción y puesta en marcha del “carril Solo Bus de Av. Amadeo Sabattini, de 5,2 km de longitud en ambos sentidos de circulación”. 

Las metas relacionadas con la información de los objetivos centrales del plan de fomentar el transporte público y desalentar el uso del vehículo individual, logrando una interacción con los ciudadanos, no se han explicitado convenientemente. La experiencia de la puesta en marcha del nuevo sistema de transporte, propuesto como meta para el año 2014, demuestra que ha faltado un buen nivel de comunicación con los vecinos. La propuesta concluyó en implementar uno de los corredores del Solo Bus como nueva experiencia, lo que permitiría evaluar la mejora del servicio, receptar los resultados y el grado de aceptación de los usuarios para continuar aplicando o no la nueva propuesta. 

La comunicación es una herramienta que identifica la interacción entre los usuarios y los responsables de su puesta en marcha, frente a esta nueva propuesta, no se conoce que haya sido implementada por las autoridades del área. Sería deseable contar con información acerca de la reducción de tiempos de viaje del servicio colectivo que justifique la inversión realizada y su impacto en los diversos subsistemas de la movilidad de la zona (peatones, bicicletas, motos y automóviles). 

Así como la Red Nuestra Córdoba releva diversos indicadores de transporte, que son de utilidad para el municipio, tales como tiempos de viaje en automóvil desde y hacia los CPC al centro de la ciudad y la composición del tránsito en tres anillos concéntricos del área urbana, sería deseable realizar mediciones en forma conjunta con la Dirección de Transporte para evaluar las potenciales mejoras que ofrece el Solo Bus y analizar su extrapolación a otros corredores de la ciudad.

Acerca de propuestas de políticas de control del tránsito y el estacionamiento, es notoria su ausencia en la ciudad, así como la mencionada modificación del sistema de pago del estacionamiento sobre calzada; sobre esto, el informe del Ejecutivo señala: “A la fecha se evalúan proyectos”.

En relación al tránsito también se cita la colocación de delineadores para carriles selectivos, lo que es un buen aporte para encauzarlo, así como la reparación de demarcación horizontal en sendas peatonales y separación de carriles e instalación de reductores de velocidad, que contribuyen a la seguridad de peatones y vehículos. 

*Por Ing. Civ. Juan C. Dellavedova. Centro de Ingenieros de Córdoba. Miembro del Grupo de Transporte y Movilidad Urbana de Nuestra Córdoba

Añadir nuevo comentario

1 + 6 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.